El término energía proviene del lenguaje griego y tiene diversas definiciones. Por ejemplo, si hablamos de física, definiríamos a la energía como la capacidad de realizar un trabajo, pero si lo hacemos en la tecnología o economía se refiere a un recurso natural que puede ser explotado.

La energía cumple un papel fundamental en la vida, en todo lo que nos rodea, aunque no nos hacemos una idea de lo que significa exactamente.

Si las plantas crecen y sobreviven es gracias a la energía, al igual que los

animales. Las maquinarias, por ejemplo, perderían mucho sin la energía ya que gran parte de los trabajos que realizan es gracias a la energía.

Además, en nuestra sociedad cumple también un papel fundamental. Por ejemplo, si las casas, restaurantes, centros comerciales, estadios y demás no dispusieran de iluminación sería un desastre.

Por otra parte, sin la energía no dispondríamos de medios de transporte ni mercancías, y con ello tampoco

dispondríamos de los alimentos.

Igualmente, las fábricas no podrían funcionar, por lo que realmente no somos del todo conscientes de lo que en realidad significa la energía en la sociedad.

La conclusión que podemos afirmar es que el desarrollo de un país está supeditado al funcionamiento de la energía, y que esta es fundamental.